Bodas Originales 

Silvana Y Mauricio son una pareja como muy pocas; Divertidos, extrovertidos y sobre todo se demuestran mucho amor.

Al hacer su sesión pre boda nos divertimos muchísimo, ya que no querían hacer las fotos típicas que todos tienen, así que decidimos simplemente relajarnos y divertirnos, ir a donde nos dirija el universo y tuvimos resultados excelentes.

El día de su boda, estuvo lleno de emociones, risas, lagrimas y diversión de principio a fin. Para mi, las horas se pasaron volando y estoy seguro que también para Silvana & Maurcio.

La ceremonia religiosa estuvo cargada de mucha bendición y estoy seguro, que el 100% de los invitados estuvo presente, demostrando su afecto y afinidad hacia los novios.

El brindis estuvo cargado de palabras muy divertidas y a la vez muy emocionantes.

En la fiesta me fue muy difícil sacar fotos, ya que a cualquier lado que miraba estaba pasando algo divertido y tenia que moverme muy rápido para no perder esos momentos tan mágicos.

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

 

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

Bodas Originales

 

Bodas Originales

 

Y Mauricio son una pareja como muy pocas; Divertidos, extrovertidos y sobre todo se demuestran mucho amor.

Al hacer su sesión pre boda nos divertimos muchísimo, ya que no querían hacer las fotos típicas que todos tienen, así que decidimos simplemente relajarnos y divertirnos, ir a donde nos dirija el universo y tuvimos resultados excelentes.

El día de su boda, estuvo lleno de emociones, risas, lagrimas y diversión de principio a fin. Para mi, las horas se pasaron volando y estoy seguro que también para .

La ceremonia religiosa estuvo cargada de mucha bendición y estoy seguro, que el 100% de los invitados estuvo presente, demostrando su afecto y afinidad hacia los novios.

El brindis estuvo cargado de palabras muy divertidas y a la vez muy emocionantes.

En la fiesta me fue muy difícil sacar fotos, ya que a cualquier lado que miraba estaba pasando algo divertido y tenia que moverme muy rápido para no perder esos momentos tan mágicos.